Magazine

¿Es necesaria la digitalización empresarial para mantener la posición en el sector?

En un escenario digitalizado, de procesos automatizados y en el que el posicionamiento online es uno de los determinantes fundamentales del éxito o fracaso de una empresa, sí, la digitalización empresarial es necesaria para mantener la posición en el sector y más aún, para promocionar esa posición.

Si existe una empresa ha de ser digital.

Vivimos en la era tecnológica, la era del movimiento constante, una empresa no se ralentiza sino que se detiene, se estanca, del mismo modo que se puede afirmar rotundamente que una empresa en movimiento se mantiene y avanza.

Las cosas han cambiado y ahora, para salir en la foto y salir bien, hay que estar en movimiento, quedarse parado equivale a salir del cuadro.

Son conceptos claros que ya se han instalado en el panorama global, no solo en el empresarial. Conceptos que empujan a todos los actores a la digitalización sin solución de continuidad. Dicho y hecho.

Y no es un hecho cualquiera, los impactos que ha provocado y la onda expansiva alcanzan, afectan e implican a todo el panorama empresarial, a todas sus áreas y a todos sus protagonistas.

La digitalización empresarial es inevitable e indispensable y, si se quiere seguir formando parte del escenario empresarial, no puede ser, de ninguna manera, ignorada. Los clientes son digitales, pronto la mayoría de los clientes, confirmados y potenciales, serán clientes digitales nativos, sí, de esos que cuando detectan un funcionamiento analógico se llevan las manos a la boca con disimulo, chasquean la lengua y desaparecen discretamente disculpándose con los presentes, si se tercia, y con la sensación de abandonar un museo.

Van a buscar una empresa que funcione en clave digital y saben que la van a encontrar, de eso no hay duda.

Ese cliente, como la mayoría, establece relaciones de forma digital en su vida cotidiana y quiere las mismas ventajas en su vida profesional, la empresa que se las ofrezca se llevará el trabajo y mejorará su posición en el sector, así de sencillo.

¿Así de sencillo? ¿La digitalización es suficiente como para que una empresa mejore su posición en el sector? ¿Adaptarse a la nueva realidad digital asegura permanencia y prosperidad?

No, si alguien lo había pensado será preciso que reconsidere su postura. El sueño de la digitalización produce monstruos que pueden acabar merendándose a cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

La implementación de herramientas digitales no garantiza en absoluto el éxito pero es un paso indispensable para conseguirlo. Más tecnología no significa necesariamente mejores resultados. ¿Recuerdan eso de menos es más? Pues ahora y en el contexto de la digitalización empresarial, no conviene olvidarlo.

¿Qué tal un poco de sentido común? ¿Qué tal un plan de desarrollo digital que realmente ponga sobre la mesa una de las claves del proceso de digitalización empresarial: las necesidades de la empresa y sus objetivos y planes a medio y largo plazo?

En ese plan de desarrollo está implícita la tecnología digital necesaria para facilitar el camino, para incorporar herramientas, de nuevo independientemente del tamaño de la empresa, para poder trabajar como lo hacen las grandes empresas y obtener beneficios de manera proporcional.

Otra de las claves para la digitalización empresarial es la adaptación, en este caso, de ida y vuelta. Adaptación de la tecnología digital a la empresa y de la empresa a la nueva tecnología; adaptación de la tecnología empresarial a los departamentos y de los departamentos al nuevo modo de funcionamiento digital.

Departamentos de marketing y compras inician una nueva etapa con la digitalización empresarial, es necesario revisar, estudiar y transformar, todos los departamentos y, especialmente, aquellos que implementen la nueva tecnología para trabajar, como puede ocurrir con el departamento de marketing, que cuando lo haga, podrá conocer, en tiempo real, el estado del proceso y desarrollar una estrategia conjunta con el equipo de ventas para optimizarlo.

Porque una empresa digitalizada precisa un equipo humano a la altura, un equipo que domine las nuevas herramientas para obtener el máximo rendimiento. Un equipo formado.

El tiempo que ha transcurrido desde que la digitalización empresarial ensayase sus primeros pasos, es una carta a favor para iniciar la jugada de digitalizar una empresa.

La experiencia ha curtido a los profesionales que desarrollan proyectos personalizados, ellos pueden ser la pieza clave y la red para la empresa que se atreva a dar el salto, la que apueste por el nuevo tejido empresarial fabricado con tecnología digital con un plan de desarrollo. Esa empresa jugará sobre seguro y ganará la apuesta y la partida.

Sí, la digitalización empresarial es indispensable para mantener la posición en el sector.

 

Nunca moverse resultó tan estimulante ni quedarse parado, tan letal.